Llámanos 963117824 y 670766676

El documento más antiguo de la historia del que al menos tenemos constancia en el que se hable por primera vez de adhesivos y sutura quirúrgica es un papiro del antiguo egipcio que compró el estadounidense Edwin Smith.

Cirugía milenaria: el papiro Edwin Smith

En 1862 el egiptólogo Edwin Smith compró a un mercader un papiro del que más tarde se dio cuenta de su valor arqueológico. Supo de su contenido médico pero nunca llegó a descifrarlo completamente. Su hija lo donó a la Sociedad Histórica de Nueva York en 196 y en 1930 el Dr. Henry Breasted publicó a través de la Universidad de Chicago la traducción técnica y completa del texto.

El papiro de Smith es un fragmento que mide casi 5 metros de largo y consiste de 48 casos, todos ellos de naturaleza quirúrgica entre los que incluyen heridas, fracturas, dislocaciones, úlceras, abscesos y tumores; los casos están colocados de arriba a abajo es decir, de la cabeza a los pies. Tres de los casos, describen procedimientos para reparar fracturas de nariz y otros refieren la forma de tratar lesiones en el cuello, extremidades superiores, tórax y columna vertebral.

Algunos conceptos que se encuentran en este papiro son utilizados en la actualidad como la palabra “cerebro” que se registra por primera vez en el lenguaje humano, las circunvoluciones cerebrales y las membranas que cubren el cerebro. Reconoce al corazón como el sistema de distribución a los vasos mediante pulsación, conceptos que estuvieron cerca del conocimiento de la circulación de la sangre. Además se menciona la utilización de férulas de inmovilización de fracturas, cauterización de úlceras y ungüentos para el manejo de heridas.

Todos los casos que se recopilan en el texto están escritos apelando a una segunda persona, como destinado a alumnos o a pacientes, y tienen la misma estructura metodológica que toda la medicina que se ha venido practicando hasta nuestros días, sin ningún ápice de religiosidad

  1. Síntomas: espasmos, inmovilidad desde las cervicales, ojos enrojecidos.
  2. Diagnóstico: rotura al nivel del cuello.
  3. Veredicto: enfermedad que no conozco.
  4. Tratamiento: puede consultar a un mago o curandero, pues no le hará ningún mal.