Llámanos 963117824 y 670766676

El sudor es un líquido compuesto por agua, sales minerales y otras sustancias, producido por las glándulas sudoríparas que se encuentran situadas en el tejido subcutáneo, por debajo de la dermis. Forma parte del mecanismo que nos permite adaptarnos a las fluctuaciones ambientales de temperatura. En condiciones normales sólo deberíamos sudar en exceso si practicamos deporte o si estamos expuestos a temperaturas excesivamente altas. Sin embargo, existe la hipersudoración o hiperhidrosis, enfermedad caracterizada por una excesiva producción de sudor en diferentes partes del cuerpo de forma crónica.

Soluciona tus problemas de hipersudorización.

Existen varios tipos de hiperhidrosis, por un lado, según su origen distinguimos entre hiperhidrosis primaria e hiperhidrosis secundaria. La primaria es aquella que aparece sin causa evidente y puede iniciarse en cualquier momento de la vida, mientras que la secundaria, puede deberse a  trastornos de la glándula tiroidea o pituitaria, infecciones, tumores o ciertos fármacos entre otras causas. Por otra parte, según su severidad se puede clasificar en hiperhidrosis severa e hiperhidrosis moderada.

La hipersudoración afecta notablemente a la vida de aquellas personas que la padecen. Se puede convivir con ella, pero a menudo puede causar estrés emocional e incluso provocar que las personas se vuelvan retraídas y tímidas, afectando así a su vida social y laboral.

hipersudoración cirugia valencia

Ante este problema IVEC (Instituto Valenciano de Cirugía Estética) cuenta con una de las soluciones más eficaces. Se trata  del tratamiento de Toxina botulínica (Botox) que permite reducir o eliminar la sudoración de axilas, palmas de las manos, plantes de los pies y cuero cabelludo de forma eficaz, rápida y totalmente ambulatoria.

El tratamiento consiste en que a través de microinyecciones con agujas muy finas se administran pequeñas dosis de toxina botulínica en la zona definida sin necesidad de aplicar anestesia. Se ha de resaltar que el paciente puede hacer vida normal de forma inmediata. Además, los resultados se aprecian en poco tiempo pues la disminución del sudor empieza a notarse a cabo de dos o tres días de manera progresiva y puede durar cuatro meses y un año en función de la zona a tratar.

El sudor no ha de ser un problema. Si padeces hipersudoración y quieres solicitar más información no dudes en contactar con nosotros.