Llámanos 963117824 y 670766676

Tener celulitis no tiene que suponerte un problema. Es algo normal y, además, tiene fácil arreglo. ¿Quieres acabar ya con esas zonas de su cuerpo repletas de piel de naranja, que por mucho que te esfuerces no consigues quitarte?

tratar celulitis

Antes de nada, destacamos tres tipos de celulitis: la blanda, la compacta y la edemantosa.

La celulitis blanda es la más común de todas, se caracteriza por flacidez extrema y aspecto gelatinoso. El tejido afectado por la celulitis se hunde al tocarlo y se mueve con claridad con los cambios de postura, suele darse en muslos y glúteos. No produce dolor. Suele darse en mujeres a partir de los 40 y que no realizan ejercicio físico.

Por otro lado tenemos la celulitis compacta, que ocurre cuando la piel está dura y compacta. Es la más molesta ya que es dolorosa y puede causar sensación de frío o calor en la zona afectada. La piel suele estar sometida a tanta presión que puede provocar estrías. Se reconoce porque cuesta de pellizcar la piel.

El último tipo de celulitis es la edemantosa, que se da en las extremidades inferiores y presenta síntomas tanto de la celulitis blanda como de la compacta. Las piernas se hinchan y engordan hasta parecer totalmente rectas. Puede resultar dolorosa pero es la menos frecuente y la más fácil de tratar.

Ante estos tres tipos en IVEC tenemos la solución, aplicando un tratamiento a los cúmulos de grasa. Se aplica en los pacientes que ya se encuentran en un peso adecuado pero no consiguen quitarse esa molesta grasa. Para actuar sobre zonas como las caderas, abdomen, papada, cara inferior de muslos o mejillas se usa la mesoterapia, se inyecta directamente en la zona productos homeopáticos con efecto lipolítico, utilizar la grasa como energía, con el Tri-Activ hacemos un efecto reafirmativo y drenante, además hacemos uso de ultrasonidos licuando así la grasa del depósito.

Con este tratamiento, además de ahorrar mucho tiempo, se asegura una altísima efectividad.