Llámanos 963117824 y 670766676

En el Insitituto Valenciano de Estética y Cirugía Plástica ya utilizamos las células madre para la regeneración de tejidos. Y es que, por mucho que queramos la mínima cantidad de grasa en nuestro cuerpo, esta también puede traernos beneficios. Esto se debe a que contiene células madre que se pueden usar para la regeneración de tejidos. Las células madre pueden ser extraídas mediante una liposucción, de manera que son aisladas y utilizadas posteriormente para dónde se necesiten.  La cirugía regenerativa es, por tanto una técnica que consiste en utilizar las células madre propias del paciente para regenerar tejidos que han sido dañados.

Las células madre son aquellas que permiten que los tejidos del cuerpo se originen gracias a su capacidad de replicarse y diferenciarse. De este modo, cuando cualquier célula del organismo muere o es dañada, las encargadas de la regeneración son las células madre, ya que se pueden transformar en un nuevo tejido. No sólo las lesiones pequeñas, como puede ser una quemadura, también las lesiones mayores como el que la quimioterapia puede causar a la médula osea necesitan a las células madre para la regeneración de tejidos. Existen dos tipos de células madre, las multipotenciales y las pluripontenciales. Estas últimas son las que tienen un gran futuro en la medicina estética pues tienen la capacidad de transformarse en cualquier tipo de tejido más especializado de manera más rápida.

celulas madre

El principal objetivo que tiene la cirugía reparadora es que los tejidos destruidos, independientemente de que fueran causas traumáticas o patológicas, vuelvan a tener la misma forma y funcionalidad de la que gozaban anterior.

El uso de células madre para la regeneración de tejidos es muy amplio. Las células madre adultas se puedan usar para el relleno de defectos congénitos, traumáticos o incluso producto del envejecimiento. Su uso más extendido es para el rejuvenecimiento facial, especialmente en pacientes que presentan una pérdida o reabsorción de los tejidos esqueléticos o en los tejidos blandos de la cara debido a bruscos cambios de peso, enfermedades o únicamente debido al envejecimiento del rostro.

Una vez de extrae la grasa con una liposucción, la grasa es procesada junto a un factor de crecimiento que tiene origen en el plasma sanguíneo. Gracias a los avances tecnológicos, estas pueden ser procesadas en un par de horas, de modo que se pueden utilizar en el mismo acto quirúrgico. Además, las células que no hayan sido utilizadas, se pueden congelar, por lo que el paciente podrá disponer de ellas en cualquier momento.

celulas madre proceso

El uso estético de las celulas madre para la regeneración de tejidos no es el único que podemos ver. También son utilizadas, entre otros, para la cirugía de vías digestivas o la oftalmología. En IVEC no nos queda ninguna duda que las células madre tienen todavía un futuro revolucionario en el ámbito de la regeneración de tejidos.